Argien ibilbideei jarraituz

NÉSTOR BASTERRETXEA

Zaloa Ipiña vive intensamente obsesionada por crear y recrear imágenes suyas que dibuja en transparencias de metacrilatos y acetatos coloreados, y que calculadamente los superpone para sus búsquedas, como material y modo, los exactos efectos, que por nuevos, más le interesan.

La luz que emana de múltiples fuentes, queda reorganizada para convertirla en finos y apretados, dominados y valorados trayectos luminosos, otorgándoles la categoría de un componente importante en muchas de sus obras.

Los itinerarios de sus dibujos potencian firmemente, la expresividad de los ritmos diferenciados, hasta alcanzar las complejas visiones, como desatadas por vientos feroces.
Zaloa deja correr su imaginación para finalmente estructurarla con el rigor que acostumbra.

Y para confirmar su decisión de planear veloces y aéreas formas espaciales, compone con su natural vigor unos trazados que concretan definitivamente sus obras.
Una sinfonía de colores nos perdura en la memoria, por tu extraordinaria personalidad creadora y tus asombrosos aciertos, como es el caso también de tus serigrafías.
Lo dijo Einstein:
“Es más importante la imaginación que el conocimiento”.